¿Qué es la salud mental?

 La salud mental se considera un componente importante de la vida de una persona, ya que puede afectar a ciertas partes de su vida escolar y laboral, así como provocar emociones de tristeza.

¿Por qué es importante?

La mayoría de los individuos asocian la salud con el estado físico del cuerpo cuando se les pregunta si están sanos. La salud mental debe considerarse vital para la salud general, ahora más que nunca, porque las personas no pueden alcanzar una estabilidad general óptima sin ella.

Nuestra capacidad de pensar, comunicar nuestros sentimientos e interactuar con los demás forma parte de nuestra esencia humana. Cuando estas facultades se encuentran inestables, se afecta no solo al individuo sino también a toda la comunidad. Por ello, la promoción, la protección y la rehabilitación de la salud mental son fundamentales para el desarrollo individual, comunitario y social.

 

¿Quieres abrir tu propio consultorio de psicología? ¡Te damos 5 consejos!

1. Plan de empresa

Todo nuevo negocio u empresa, ya sea un consultorio o cualquier otro que pretenda vender productos o servicios, requiere una inversión inicial para ponerse en marcha.

Por supuesto, esta inversión no aparecerá de la nada, aquí tienes cuatro ideas que pueden ayudarte a conseguirla:

  • Préstamo personal o para el negocio: Puedes postularte para un fondeo y cotizar en sitios como Provident o bancos de tu localidad.
  • Micropréstamos: Pueden utilizarse para diversos objetivos, desde la compra de insumos hasta la inversión en equipos especializados, y son más fáciles de conseguir que los préstamos tradicionales.
  • Crédito de los vendedores: Puedes hablar con tus proveedores para llegar a un acuerdo donde te permitan pagar a plazos.
  • Tarjetas de crédito de negocio: Te ayudarán a empezar a crear un historial crediticio que en el futuro puede serte muy útil. 

2. Enfoque y servicios del consultorio

Define cuáles serán las áreas en que te especializarás, teniendo en cuenta las siguientes preguntas:

¿En qué consisten? ¿Qué beneficios aportan y qué problema resuelven para tus pacientes? ¿Cómo se llevarán a cabo, presencial, online, a domicilio? ¿Cuál será su precio? 

3. Estudio de mercado

Antes de analizar a tu competencia, realiza un Análisis FODA de tu negocio, conoce tus puntos fuertes, débiles, así como las posibles amenazas u oportunidades.
Una vez sabiendo esto, investiga y analiza el mercado así como la demanda y oferta del sector esto te ayudará a segmentar y decidir sobre la ubicación de tu consultorio.

 


4. Requisitos legales

Para evitar tener problemas en un futuro, lo mejor es asesorarte y verificar que es lo que necesitas y cuáles son las regulaciones a cumplir para iniciar tu negocio.
Algunos de ellos son: 

  • Estar en posesión del grado (o licenciatura) en Psicología.
  • Darse de alta ante el SAT.
  • Obtener un Certificado o Firma Digital.
  • Cumplir con la Normativa de Protección de Datos.
  • Darse de en la Seguridad Social.
Recuerda acudir a las autoridades pertinentes.

5. Publicidad y marketing 

Date a conocer utilizando las redes sociales e Internet a tu favor, mejora tu posicionamiento SEO, crea material atractivo que se centre en ofrecer consejos y sugerencias a sus posibles pacientes en lugar de limitarse a vender su negocio.

Además, proporcione testimonios y experiencias de pacientes para respaldar sus conocimientos profesionales.