¿Quieres abrir tu propio consultorio de psicología? ¡Te damos 5 consejos!

1. Plan de empresa

Todo nuevo negocio u empresa, ya sea un consultorio o cualquier otro que pretenda vender productos o servicios, requiere una inversión inicial para ponerse en marcha.

Por supuesto, esta inversión no aparecerá de la nada, aquí tienes cuatro ideas que pueden ayudarte a conseguirla:

  • Préstamo personal o para el negocio: Puedes postularte para un fondeo y cotizar en sitios como Provident o bancos de tu localidad.
  • Micropréstamos: Pueden utilizarse para diversos objetivos, desde la compra de insumos hasta la inversión en equipos especializados, y son más fáciles de conseguir que los préstamos tradicionales.
  • Crédito de los vendedores: Puedes hablar con tus proveedores para llegar a un acuerdo donde te permitan pagar a plazos.
  • Tarjetas de crédito de negocio: Te ayudarán a empezar a crear un historial crediticio que en el futuro puede serte muy útil. 

2. Enfoque y servicios del consultorio

Define cuáles serán las áreas en que te especializarás, teniendo en cuenta las siguientes preguntas:

¿En qué consisten? ¿Qué beneficios aportan y qué problema resuelven para tus pacientes? ¿Cómo se llevarán a cabo, presencial, online, a domicilio? ¿Cuál será su precio? 

3. Estudio de mercado

Antes de analizar a tu competencia, realiza un Análisis FODA de tu negocio, conoce tus puntos fuertes, débiles, así como las posibles amenazas u oportunidades.
Una vez sabiendo esto, investiga y analiza el mercado así como la demanda y oferta del sector esto te ayudará a segmentar y decidir sobre la ubicación de tu consultorio.

 


4. Requisitos legales

Para evitar tener problemas en un futuro, lo mejor es asesorarte y verificar que es lo que necesitas y cuáles son las regulaciones a cumplir para iniciar tu negocio.
Algunos de ellos son: 

  • Estar en posesión del grado (o licenciatura) en Psicología.
  • Darse de alta ante el SAT.
  • Obtener un Certificado o Firma Digital.
  • Cumplir con la Normativa de Protección de Datos.
  • Darse de en la Seguridad Social.
Recuerda acudir a las autoridades pertinentes.

5. Publicidad y marketing 

Date a conocer utilizando las redes sociales e Internet a tu favor, mejora tu posicionamiento SEO, crea material atractivo que se centre en ofrecer consejos y sugerencias a sus posibles pacientes en lugar de limitarse a vender su negocio.

Además, proporcione testimonios y experiencias de pacientes para respaldar sus conocimientos profesionales.